La lucha entre Eventos Físicos vs Eventos Virtuales no aplica

3 02 2010



Pensado y escrito por Julio Garma.

El otro día leí un post interesante en Tarsa, empresa de relaciones públicas.

El título es quizá el que quedaba anticuado ”El futuro de los eventos virtuales”, porque existe ya un intenso presente en este novedoso canal de comunicación.

Encuentro paralelismos con aquel momento en que aparecieron las redes sociales. Todo el mundo decía que “cómo se iba a comparar quedar con los amigos y pegarse unas risas y unas cervezas, con eso de poner tonterías en una web”. Hoy ya nadie se cuestiona la existencia y el uso de las redes sociales como herramienta para estar constantemente conectado a distancia y, lo mejor de todo, ¡nadie ha dejado de quedar físicamente con sus amigos!

Extrapolemos las redes sociales a los eventos virtuales y la cerveza con los amigos a los eventos físicos y tendremos el mismo supuesto. Los eventos virtuales son un canal más de comunicación de relación laboral o personal, con muchas ventajas y muchos inconvenientes, pero no contrarios a los eventos físicos, sino sencillamente complementarios. Los virtuales no quieren competir con los eventos físicos, sino aportar más valor, más funcionalidad que el evento físico no puede desarrollar, como el acceso masivo, la multilocalización, o la retransmisión en diferido del evento, por poner solo 3 ejemplos.

Cuando oigo y leo que los eventos virtuales son un ratoncillo de laboratorio incipiente en su modelo, miro hacia Estados Unidos, Canadá, Inglaterra y Alemania, incluso España y veo cómo decenas de empresas ya gestionan y desarrollan eventos virtuales desde hace 5 años con cifras de 6 ceros. Podemos hablar de Inxpo, de On24, de Unisfair, de VirtualEvents365, de 6connex … esto solo hablando de EEUU, y de VisualMente, Imaste, Virtual Fair, o Ubivent … en Europa.
Aporto un par de ejemplos de inversión en empresas de Eventos Virtuales.

Aprecio cierto miedo siempre que se habla de eventos virtuales cuando el canal es una empresa o institución de eventos físicos, como si lo virtual fuera a comerse a lo real (como el vídeo se iba a comer a la radio y nunca pasó). Es un canal más de comunicación y si las empresas y gestores de eventos virtuales saben ver las ventajas que les puede aportar un evento virtual, serán capaces de quitarse la venda y aprovechar este nuevo canal para ampliar y potenciar el público al que se puede llegar con su evento.

Por ejemplo el otro día asistí a un evento de Inversis Banco vía online, http://inversiseventos.com/, al que hubiera sido imposible acercarme físicamente. Retransmitieron las ponencias en directo y se pudo participar en directo via twitter o Facebook. Esto es un evento virtual y complementó perfectamente al presencial, fue todo un éxito.

Este es el presente señores, es la realidad, el futuro será el desarrollo de estas tecnologías, de la funcionalidad, de la integración con eventos físicos. Pero los eventos virtuales han venido para quedarse, de eso no hay duda.

Un saludo.